Diarios (2004 – 2007), Iñaki Uriarte #LecturasDePrimavera

Un campo de fútbol es aterrador. La última vez que estuve en San Mamés, con Luis, salió al campo un jugador coreano de la Real y un espectador que tenía en el asiento de atrás empezó a gritar inmediatamente: “¡Chino de mierda! ¡Chino de mierda!”. Nadie dijo una palabra. Por lo visto es lo normal en un campo de fútbol, al contrario de lo que sucede en los restaurantes orientales.

Diarios (segundo volumen: 2004 – 2007), Iñaki Uriarte (Pepitas de calabaza, 2011)

¿Qué opinas?